Lo que hay que tener en cuenta en las distintas etapas evolutivas de nuestro hijo

Indicadores importantes a los 7 meses

p

¿Cómo se desarrolla tu bebé a los siete meses? ¿Responde a expresiones faciales? ¿Puede voltearse a ambos lados? ¿Balbucea?

Usa esta hoja informativa para saber cómo crece y se desarrolla tu bebé a esta edad. También puedes hablar de los indicadores con el/la doctor/a de tu bebé.

La siguiente hoja informativa es cortesía de la campaña: “Aprenda los signos. Reaccione pronto.”, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
 

Hoja informativa de indicadores importantes a los 7 meses

Área social y emocional
Área motora
Área visual
Área del lenguaje
Área cognoscitiva

Observa de cerca el desarrollo saludable, cada bebé tiene su propio ritmo de desarrollo, de manera que es imposible predecir con exactitud cuándo aprenderá una destreza en particular. Los indicadores de desarrollo que aparecen más adelante te darán una idea general sobre los cambios que puedes esperar en tu hijo, pero no te alarmes si su desarrollo sigue un curso un poco diferente.

Área social y emocional

• Disfruta de juegos sociales
• Se interesa en las imágenes reflejadas en los espejos
• Reacciona a las expresiones de emoción de otras personas y parece contento a menudo

Área motora

• Se voltea para ambos lados (de estómago a espalda y de espalda a estómago)
• Se sienta apoyándose en las manos primero y luego sin ellas
• Apoya todo su peso en sus piernas
• Trata de alcanzar objetos con una mano
• Pasa objetos de una mano a otra
• Usa los dedos como rastrillo para acercar objetos con las manos

Área visual

• Desarrolla visión a todo color
• Su visión a distancia madura
• Mejora su capacidad para seguir objetos con la vista

Área del lenguaje

• Reacciona cuando se menciona su nombre
• Reacciona cuando se le dice “no”
• Puede distinguir las emociones por el tono de voz
• Responde a los sonidos con sonidos
• Expresa gozo y disgusto verbalmente
• Balbucea grupos de sonidos

Área cognoscitiva

• Encuentra objetos parcialmente escondidos
• Explora con las manos y la boca
• Se esfuerza por alcanzar objetos fuera de su alcance

Observa de cerca el desarrollo saludable

Debes alertar a su doctor si tu hijo exhibe alguno de los siguientes síntomas que pudieran indicar un retraso en el desarrollo para este rango de edad.

• Se ve rígido y con músculos tensos
• Se ve sin fuerza como un muñeco de trapo
• Cuando lo sientas la cabeza todavía se va hacia atrás
• Trata de alcanzar las cosas solo con una mano
• Rehúsa que lo abracen
• No muestra afecto hacia la persona que lo cuida
• No parece disfrutar de la compañía de otras personas
• Uno o ambos ojos persisten en mirar hacia afuera o hacia adentro
• Presenta constante lagrimeo, secreción en los ojos o sensibilidad a la luz
• No reacciona a sonidos a su alrededor
• Tiene dificultad para llevarse objetos a la boca
• A los cuatro meses, todavía no voltea la cabeza para buscar los sonidos
• A los cinco meses, no se voltea para ningún lado (ni de estómago a espalda ni de espalda a estómago)
• Después de los cinco meses, es imposible consolarlo por las noches
• A los cinco meses, no sonríe por sí solo
• A los seis meses, no puede sentarse con ayuda
• A los seis meses, no se ríe ni hace sonidos de placer
• Entre los seis y siete meses, no trata de alcanzar objetos constantemente
• A los siete meses, no sigue objetos con la vista a distancias cortas o largas
• A los siete meses, no apoya su peso en las piernas
• A los siete meses, no intenta llamar la atención con sus acciones
• A los ocho meses, no balbucea
• A los ocho meses, no se interesa en juegos como “las escondidas”
• El niño experimenta una pérdida drástica de las habilidades que en algún momento tuvo

Esta publicación es una traducción de algunos segmentos de la publicación CARING FOR YOUR BABY AND YOUNG CHILD, © 2004 de la Academia Nacional de Pediatría (American Academy of Pediatrics). Esta traducción refleja la práctica actual en los Estados Unidos de Norteamérica a partir de la fecha de la publicación original por parte de dicha organización. La Academia Americana de Pediatría no tradujo la publicación original a la lengua utilizada en esta publicación y descarga todo tipo de responsabilidad en relación con cualquier error, omisión u otro tipo de problemas asociados a esta traducción.
“Hoja informativa de indicadores importantes a los 7 meses.” Aprenda los signos. Reaccione pronto. DHHS/CDC. 2005. Español.
Publicado en Estimulación, padres, Sin categoría | Deja un comentario

Lo que hay que tener en cuenta en las distintas etapas evolutivas de nuestros hijos

Indicadores importantes a los tres meses

¿Cómo va desarrollándose su bebé de 3 meses? ¿Ya sonríe? ¿Reconoce algunos rostros? ¿Puede abrir y cerrar las manos? 

 
 
 
 Use esta hoja informativa para saber más sobre los indicadores para los bebés de tres meses. También puede usar esta información para hablar con el/la doctor/a de su bebé.
 

  Área motora

  • Levanta la cabeza cuando está boca abajo
  • Usa los brazos para apoyarse cuando está boca abajo
  • Estira las piernas y patea cuando está boca abajo o boca arriba
  • Abre y cierra las manos
  • Se empuja con las piernas cuando se le coloca sobre una superficie firme
  • Se lleva la mano a la boca
  • Da manotazos a los objetos colgantes
  • Agarra y sacude juguetes de mano

Área visual

  • Observa las caras con mucha atención
  • Sigue con la vista objetos en movimiento
  • Reconoce objetos y personas familiares desde lejos
  • Empieza a coordinar las manos con los ojos

Área de la audición y el lenguaje

  • Sonríe cuando escucha su voz
  • Empieza a balbucear
  • Empieza a imitar algunos sonidos
  • Voltea la cabeza en dirección a los sonidos
Observe de cerca el desarrollo saludable

Debe alertar a su doctor o enfermera si su hijo exhibe alguno de los siguientes síntomas que pudieran indicar un retraso en el desarrollo para este rango de edad.

  • No parece reaccionar a sonidos fuertes
  • A los dos meses, no se interesa en sus manos
  • Entre los dos y tres meses, no sigue con la vista objetos en movimiento
  • A los tres meses, no agarra ni sostiene objetos
  • A los tres meses, no sonríe a las personas
  • A los tres meses, no puede sostener bien la cabeza
  • Entre los tres y cuatro meses, no trata de alcanzar y agarrar los juguetes
  • No balbucea entre los tres y cuatro meses
  • A los cuatro meses, no se lleva objetos a la boca
  • A los cuatro meses, empieza a balbucear pero no trata de imitar los sonidos que usted hace
  • A los cuatro meses, no se empuja con las piernas cuando se le coloca sobre una superficie firme
  • Tiene dificultad para mover los ojos en todas las direcciones
  • Sufre de estrabismo o bizquera la mayor parte del tiempo (el estrabismo ocasional es común durante los primeros meses)
  • No pone atención cuando ve una cara nueva o parece asustarse mucho con caras o situaciones desconocidas.
Fuente: “Aprenda los signos. Reaccione pronto”, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
Esta publicación es una traducción de algunos segmentos de la publicación CARING FOR YOUR BABY AND YOUNG CHILD, © 2004 de la Academia Nacional de Pediatría (American Academy of Pediatrics).
Publicado en Estimulación, padres | Deja un comentario

Premio Nobel de Medicina 2012: células madre pluripotenciales inducidas

 

premio nobel de medicina 2012 fotos

 

Las células adultas pueden ser reprograma-das y convertirse en células madre pluripotenciales. Son las llamadas células madres pluripotenciales inducidas (células iPS).                          

Shinya Yamanaka  y John B. Gurdon  – Premio Nobel de  Medicina 2012                               

Esta única célula se va multiplicando y generando células inmaduras que tienen la capacidad de producir todas las distintas células de un organismo, desde neuronas hasta las células de los huesos o la piel. Estas células inmaduras se llaman células madre pluripotenciales. En el pasado se creía que el viaje era en una única dirección: de inmaduras a maduras. Los trabajos de John B. Gurdon y Shinya Yamanaka demostraron que la dirección opuesta también era posible: las células adultas pueden reprogramarse para convertirse en células inmaduras capaces de generar células de cualquier tejido. El descubrimiento les ha valido la concesión del Premio Nobel de Medicina y Fisiología de 2012

John B. Gurdon en 1962 realizó un experimento determinante. Supuso con razón que en el genoma de una célula adulta sigue existiendo la información para convertirse en cualquier célula. Reemplazó el núcleo del huevo de una rana con el núcleo de una célula del intestino, ya madura. El huevo se desarrolló normalmente y produjo una rana normal. El núcleo de la célula adulta no había perdido la capacidad de generar todo tipo de células y había sido reprogramado al insertarse en un huevo.

En 2006 Shinya Yamanaka, más de 40 años después realizó otro experimento trascendental. Trató de averiguar qué genes hacían que las células madre permanecieran inmaduras. Después de varios intentos encontró que solo 4 genes lo conseguían. Tomaron células del tejido conectivo, fibroblastos, e introdujeron en ellas los genes hallados. Al hacerlo habían reprogramado el fibroblasto maduro en una célula madre pluripotencial inducida. Ahora esta célula podía generar todo tipo de células como neuronas u otros fibroblastos. Una de las ventajas fundamentales de este trabajo es que no es necesario recurrir a embriones para lograr células madre, algo que plantea problemas éticos en determinados ámbitos.

stem cells foto

Células madre pluripotenciales inducidas

Estos descubrimientos suponen que podemos generar todo tipo de células a partir no solo de células madre embrionarias sino de células maduras. Estas células ayudan a comprender los mecanismo de desarrollo y ofrecen la oportunidad de nuevas terapias médicas.

La genética, ciencia sobresaliente del S. XXI no para de proporcionar avances hacia un mundo mejor.

Fuente: http://alt1040.com/2012/10/premio-nobel-2012-celulas-madre-pluripotenciales-inducidas

Publicado en Investigaciones | Etiquetado | Deja un comentario

La importancia de la neuroplasticidad en el aprendizaje

 

neuroplasticidadDe acuerdo a  los referentes teóricos, se entiende que todo lo que representa a un ser humano, es decir: sus recuerdos, emociones, habilidades, miedos, gustos, etc., están representados en el cerebro, a través de conexiones que forman una gran alambrado sináptico. En consecuencia hablar de neuroplasticidad supone entender claramente el proceso intrínseco del cerebro que se desarrolla debido a la estimulación diaria y las        experiencias que se acumulan a lo largo de la vida.

La neuroplasticidad es un proceso cerebral de adaptación constante, mediante el cual las neuronas consiguen aumentar sus conexiones con otras neuronas, proceso llamado sinapsis, lo que permite el paso del impulso nervioso desde una célula a otra, dicho en palabras simples y coloquiales es “una conversación entre neuronas”.

En la actualidad, el concepto de neuroplasticidad es la que sustenta la nueva visión de que el sistema nervioso se encuentra en constantes modificaciones, es decir que es dinámico y puede cambiar de un momento a otro, mostrando distintas conexiones.

Cuando abordamos el concepto de aprendizaje, debemos recordar que existe una gran variedad de enfoques que intentan explicar este concepto. En consecuencia, podemos indicar de manera generalizada, que el aprendizaje se da como un proceso donde se adquiere información del medio ambiente a través de los sentidos, donde nuestros intereses y motivaciones utilizarán lo que es significativo y esto modificará mi sistema cognitivo.

Por lo tanto,, cada vez que aprendemos de manera significativa, el(la) alumno(a) involucra toda su capacidad cognitiva y afectividad para adquirir, darle un sentido y utilidad a este nuevo contenido, por lo tanto es el educador quien interviene con todo su conocimiento y carisma, para lograr mediar este aprendizaje, consiguiendo que el alumno o la alumna, logren modificar su estructura cognitiva.

En consecuencia, habiendo explicado lo que entendemos por “neuroplasticidad” y “aprendizaje”, considero que ambas actividades se dan de manera simultánea y constante en toda la vida del ser humano, pues encontramos en la conceptualización de neuroplasticidad, la representación neurológica de un proceso tan abstracto como el aprendizaje. Y que la exposición a las experiencias de aprendizaje, es lo que nos permitiría desde la niñez, poder estimular y potenciar este alambrado sináptico, evolucionando como seres humanos, en un constante cambio que favorecería nuestra adaptación e intervención, en el mundo que nos rodea.

Favoreciendo nuevas conexiones sinápticas.

El enfoque neurológico nos permite desde la anatomía humana, definir y comprender las funciones e interacciones que posee el cerebro, para llegar a producir conexiones sinápticas, permitiendo la evolución de la plasticidad cerebral y en consecuencia el valorado aprendizaje, el cual se comienza a generar desde que el ser humano nace. Dichas conexiones sinápticas, por lo tanto, se pueden favorecer y estimular desde la niñez, con el objetivo de proveer experiencias que generen aprendizaje significativo, ayudando a cambiar y potenciar el alambrado sináptico del cerebro.

De acuerdo a los referentes teóricos estudiados, Ausubel nos enuncia “El factor más importante que influye en el aprendizaje es lo que el alumno ya sabe. Averígüese esto y enséñese consecuentemente”. Por ende, la tarea que el educador(a) debe realizar en primera instancia, es explorar lo que el(la) alumno(a) sabe para marcar un punto de partida frente al quehacer psicopedagógico, sin embargo también es importante saber de qué forma el estudiante aprende, cual es su manera de reflexionar, en consecuencia “cuál sería la mejor puerta de aprendizaje” que se debería utilizar para lograr mediar y organizar esta información que mi alumno(a) debería aprender. Asimismo, para favorecer las conexiones sinápticas, es importante lograr activar la motivación en la persona que aprende, y para eso es necesario esforzarse en determinar ¿cómo voy a crear la “necesidad” de adquirir esta información que se entregará?, y así lograr captar la atención necesaria que le permitirá al educando estar en un estado de alerta hacia los estímulos que se entregarán. En este sentido, es interesante plantear que el nivel de actividades a presentar, deben ser cognitivamente desafiantes, para lograr generar conflicto mental y desde allí está la relevancia de conocer el punto de partida y mantenerse atentos a la evolución cognitiva que van presentando nuestros alumnos(as).

Para todo lo anterior, es muy importante que el educador logre desarrollar la capacidad de relacionarse con su alumno(a), en la medida de establecer lazos que le permitan aceptarlo con todas sus características personales, y lograr generar espacios de confianza que ayuden a interactuar y mediar cada vez que se generen conflictos mentales.

Para concretar un poco más lo anteriormente planteado, expondré el siguiente ejemplo: En un taller psicopedagógico de 8° básico, compuesto por 5 alumnos, donde se abordan temáticas referidas a desarrollar el autoconcepto académico, se les plantea a los estudiantes la necesidad de preparar una evaluación formal de naturaleza que será dentro de una semana, conversando sobre el contenido de la evaluación y generando la necesidad de crear un mapa conceptual que ayude a organizar de manera gráfica, todos los conceptos relevantes. Dicha actividad, se plantea como un desafío para los alumnos(as), quienes deben esforzarse mentalmente de manera permanente, pues un mapa conceptual involucra la utilización de habilidades más elevadas, por ej.: la síntesis. Durante este proceso, se podrá detectar aquellos aprendizajes que se han consolidado y aquellos que deben ser reforzados. En consecuencia, mediante el desarrollo de este mapa conceptual, los jóvenes estarían generando nuevas y mejoradas conexiones sinápticas.

Isabel Andrea Cancino Riffo.
Psicopedagoga Colegio Manantial

Fuente: www.psicopedagogiamanantial.blogspot.com.ar

 

Publicado en Neuroplasticidad | Deja un comentario

Sugerencias del Sector de Psiquiatría Infantil de FLENI

images Fundación para la Lucha contra las Enfermedades                   

 Neurológicas de la Infancia

Instituto de Investigaciones Neurológicas Raúl Carrea

1.- Comuníquese con su bebé desde el primer día. Las sonrisas, los gestos y sus palabras ayudarán a un mejor desarrollo emocional e intelectual.

2.- No tarde en consultar si su hijo/a de entre 12 y 24 meses no se comunica con palabras o gestos o no parece disfrutar de la interacción con otras personas.

3.- Asegure momentos del día para conversar, jugar o compartir actividades con su niño/a o adolescente. Les dará la oportunidad a ambos de conocer sus emociones y pensamientos.

4.- Tranquilice a su hijo/a con apoyo, confianza y calma si presentan temores, problemas para dormir o dificultad para separarse. Estos síntomas son habituales en ciertas etapas del desarrollo, si son moderados y transitorios.

5.- Esté atento a los signos de estrés en sus hijos. Si el insomnio, los miedos o las separaciones los angustian excesivamente o si persisten durante  varios meses, pueden necesitar ayuda profesional.

6.- No ignore los síntomas de depresión. El mal humor, la tristeza, la fatiga y los dolores varios pueden ser síntomas de depresión que afecta tanto a los niños y adolescentes como a los adultos.

7.- Si su hijo/a sufre en la escuela por su dispersión e hiperactividad debe ser evaluado por un especialista.

8.- Si su hijo/a no lee o escribe a fines de primer grado o persiste con dificultades en grados superiores, es recomendable consultar por la presencia de un trastorno de aprendizaje específico (dislexia).

9.- Sea cariñoso, firme y constante al poner límites a sus hijos pequeños o adolescentes. Los ayudará a sentirse protegidos, seguros y a elegir entre lo que es deseable y lo que no.

10.- Comer juntos en familia ayuda a sus hijos a tomar mejores decisiones en cuanto a los alimentos que consumen, promueve un peso saludable y permite el diálogo entre los miembros de la familia.

Publicado en Estimulación | Etiquetado | Deja un comentario

Cómo crear redes neuronales

dLo que nos hace seres humanos se talla en una telaraña de 100.000 millones de neuronas que están preparadas para interconectarse. Las neuronas “conversan” en puntos de unión llamados sinapsis y los impulsos eléctricos transmiten mensajes de unas a otras.

El niño al nacer es una página en blanco a completar con la experiencia y la educación. Con un cuarto del tamaño que tendrá, el cerebro del niño experimenta un crecimiento masivo de neuronas que construyen redes, algunas de las cuales perduran y otras se pierden.

La neuroplasticidad. Es la que permite al cerebro adaptarse al cambio o reformatearse modificando las redes que lo conectan o creando rutas nuevas. Así su organización cambia, y las que no se usan se pierden. Hay redes reactivas que resuelven problemas de corta duración, otras implican un cambio estable. Es el encuentro de la memoria y el aprendizaje.

Piaget descubrió que la evolución del psiquismo opera asimilando lo nuevo. Ninguna novedad es absoluta, lo nuevo se aprende con lo viejo. La acomodación es la modificación de la memoria causada por la asimilación de lo que se incorpora. Aprender es modificar al cerebro, cuya maduración es evolutiva y también influenciada por lo que aprende.

Lo último en madurar es la zona frontal, la que inhibe las respuestas impulsivas, decide, planifica y alcanza la flexibilidad intelectual. La biología cerebral permite comprender  el aprendizaje, memoria, concentración,  comprensión de textos, cálculo,  inteligencia, imitación e interacción social, emociones,  motivación, sueño y descanso cerebral, el feedback con la realidad para corregir errores y la función primordial de la educación.

Las neuronas echan chispas o señales eléctricas que envían información de los sentidos al cerebro y del cerebro a los músculos. De aquí viene el dicho de “No se me prendió la lamparita”. Las sinapsis entre neuronas forman redes. La plasticidad de largo plazo surge en redes cuya actividad está correlacionada como las partes de un proceso.

Las neurociencias son un trabajo multidisciplinario, a contrario sensu de las antiguas divisiones en departamentos estancos. Los circuitos neuronales artificiales son una rama de la ingeniería o neuroingeniería. Hasta hoy los neurocientíficos se habían preocupado del estudio de neuronas únicas, ahora privilegian las redes, pues las enfermedades neurológicas se observan como fallas en su funcionamiento.

Ensambles Neuronales. Son como asambleas de neuronas que viajan en red por el cerebro generando secuencias. Ensamble es algo que trabaja de manera coordinada siguiendo una secuencia encadenada, con una sintaxis que forma patrones, que sostienen la entrada sensorial, la memoria de trabajo y las secuencias de comandos motores o programas.

Así como las palabras arman frases y las frases párrafos, el cerebro crea programas complejos: cómo subir a un árbol, lanzar una piedra, montar una bicicleta o tocar el piano.

Secuencias repetidas generan conductas rígidas y difíciles de modificar una vez que están automatizadas. Cualquier activación  puede iniciar una secuencia.

¿Cómo  se reconoce una silla entre todas las modalidades de sillas que existen? Platón habló del  modelo  incólume y perfecto mientras que sus instancias terrenales eran sus derivaciones imperfectas. El ensamble neuronal que almacena el concepto “silla”, se activa al combinar sus rasgos claves: las cuatro patas y un lugar para sentarse.  Los circuitos también generan procedimientos complejos a partir de módulos simples, según cómo se organicen y coordinen. Con los mismos elementos pueden formarse diversos ensambles, y las mismas neuronas pueden ser partes en diversas tareas.

Con las 27 letras del alfabeto y los signos de puntuación se puede escribir un infinito número de novelas no existentes todavía. Con las 7 notas musicales se puede obtener infinitas piezas musicales.  Los estados funcionales del cerebro también pueden combinarse. En la respuesta a esta cuestión está el secreto del gran poder de cómputo del cerebro, que lo convierte en un órgano más complejo que la computadora más moderna.

La química del cerebro. Un neurotransmisor cambia la fuerza de las sinapsis activando los receptores  de las neuronas. La serotonina es una sustancia clave en los estados de ánimo, control del dolor, sexo, control de los impulsos. Para cada estado químico del cerebro corresponden ensambles que empujan al circuito a actuar de cierta forma.

No es casual que el estrés de la vida moderna que genera incertidumbre, menor tiempo para el descanso y el cultivo de relaciones – imprescindible para la vida afectiva- afectan la producción de serotonina, haciendo que la capacidad cognitiva se rebaje por su ausencia en las redes neuronales. El estrés consume los neurotransmisores del alto rendimiento y del bienestar. Lo mismo ocurre con la mala alimentación que disminuye la ingesta del triptófano que forma parte de los alimentos y que incide en la producción de serotonina. Vivimos la era de adicción a las drogas recreativas, que son agentes químicos perjudiciales para la salud que empujan a la red hacia estados alterados de conciencia.

Cuando vemos la botella medio llena generamos endorfinas. La botella medio vacía  produce  toxinas que producen estados negativos. Drogas y medicamentos se precisan más cuando el cerebro no produce sus nutrientes. El cerebro se sorprende con nuevas imágenes y significados a través del uso poético del lenguaje. Es probable que la persona educada o culta sienta que la poesía o la música le producen estados alterados de conciencia de gran satisfacción. Esto sugiere que la enseñanza artística podría vencer a la drogadicción.

Educando al gigante dormido. Diversos hallazgos neurocientíficos  demuestran que la interacción interdisciplinaria es vital para el aprendizaje. Las neuronas se desarrollan desde un patrón genético, que es moldeado por las exigencias del entorno.

Sin estimulación intelectual, los circuitos neuronales que tienen que eliminarse, no se eliminan, y los que tienen que quedar, desaparecen.

El cerebro es un órgano suficientemente hábil y flexible para adaptarse a un destino mejor, los estímulos positivos favorecen a la predisposición genética ¿Qué otra inversión pública  podría ser más prioritaria que alimentar, curar y educar a un cerebro en desarrollo?

La materia prima principal de una persona es la materia gris, que no se desarrolla naturalmente como la lechuga, sino que depende de la educación. Por lo tanto educar al cerebro es la industria pesada de cualquier país, ya que es la que fabrica ciudadanos.

Hay dos sistemas protectores: el sistema  externo  defiende del entorno y el interno de lo que pasa en el interior del organismo. El pensamiento es tan real como cualquier cosa, la imaginación permite anticiparse, prepararse y encender la respuesta.

Si pensar produce estrés y no podemos apagarlo, nos dirigimos a la enfermedad, porque el cuerpo no soporta un desequilibrio tanto tiempo. Ansiedad, desórdenes obsesivos, insomnio, depresión, son creados por los químicos del estrés que activan esos genes. Cargando la energía en el sistema de protección externo, no hay energía para el  interno, para los proyectos a largo plazo de reparación, crecimiento y regeneración.

Procesar el cambio.  Podemos cambiar si cambiamos los programas. Al principio es difícil, porque nos volvimos adictos. Haciendo que el cerebro funcione de otro modo, se baja un cambio. Lo que pensamos  y hacemos representa quiénes somos neurológicamente.

Para la física cuántica el ambiente es una extensión de la mente. Si dices “mañana mismo empiezo”,  el cuerpo no recibirá la señal. Cuando  te decides el cuerpo lo percibe. Es una manera que supera al entendimiento, un nuevo sentimiento de entusiasmo, que no deja dudas que es interno, para que actúe como cocreador de tu destino.

Las memorias declarativas son memorias explícitas: conocimiento y experiencia, hechos y eventos, filosofía y experiencia, cuando aprendemos algo, queda programado en el neo córtex. Si empezamos a pensar en eso, a analizarlo, a reflexionar y a meditar, lo mapeamos. Pero si lo aplicamos y  lo personalizamos, modificamos nuestra conducta, y esa nueva experiencia va a crear nuevas emociones,  y tendremos dos cerebros funcionando juntos, el pensante y el que siente, mente y cuerpo comenzando a unificarse.

¿Cómo se salvan un ciego y un paralítico perdidos en el bosque? Solos no pueden. Pero si cooperan y el ciego aporta sus piernas y su espalda y el paralítico la visión, éste se monta sobre el ciego, le indica el camino y salen sin problemas.

El conocimiento es el precursor de la experiencia. Cuando hacemos lo nuevo una y otra vez, activamos este sistema subconsciente de memoria implícito, que el cuerpo practica tantas veces, que ahora sabe más que el cerebro y hasta se ha convertido en él.

Aquí es cuando la mente y el cuerpo forman una alianza estratégica.  Una persona puede declararse feliz, pero ser infeliz porque es una habilidad que  no adquirió. Cuando la mente quiere una cosa y el cuerpo otra, no hay verdadero cambio. El que cambia, hace consciente lo inconsciente, lo controla, ha logrado un nuevo modo de ser, de pensar, de hacer. Como dijo Pascal el corazón tiene razones que la razón no entiende.

Si lo puedes soñar lo puedes hacer. La frase de Walt Disney refuerza el concepto de Einstein para quien en épocas de crisis la imaginación importa más que el conocimiento.  100 mil neuronas caben en un grano de arena. Aprender significa crear nuevas conexiones sinápticas que cambian el alambrado cerebral. Aprender y registrar experiencias y mantener un estado de ser en construcción, permite evolucionar y hacer mejor las cosas.

Neurorigidez es usar conexiones pre cableadas, es decir, memorias. Sin hacer nuevas conexiones, no se aprende. Rigidez es procesar los mismos pensamientos, realizar las mismas acciones y luego esperar que ocurra algo distinto. Einstein definió la locura como el deseo de querer progresar pero seguir haciendo lo mismo.

La mente es el cerebro en acción y trabajando, un producto de la actividad cerebral. El lóbulo frontal es la base de nuestra voluntad y aprendizaje. Cuando el lóbulo frontal se concentra en un pensamiento, este es más real que todo lo demás,  porque tiene conexiones a todas partes y puede acallar a las demás. Así se puede modificar la conducta y combinar estas redes para crear ideas. Esta práctica mental piensa en quién queremos convertirnos,  practica una acción antes de hacerla, imagina una habilidad como adquirida, reproduce algo a voluntad y al hacerlo todos los días, consigue que se formen nuevos circuitos.

Al principio las otras neuronas dicen: empieza mañana. Al persistir, el nuevo pensamiento se hace más fuerte. El proceso repetido con una férrea intención, tarde o temprano se convertirá en una señal  y el circuito va a tener que cablearse de manera permanente.

Sólo hay una cantidad fija del factor N de neurocrecimiento en el cerebro y la conexión intensificada comienza a robarla de las otras conexiones y se van despegando las sensaciones negativas. Hay ahora una sola orden dirigida hacia el cuerpo.

Podemos creer y crear el futuro sin experimentarlo porque lo pensado ya está mapeado. Ahora el cerebro no es un registro del pasado, sino una ruta hacia el porvenir. El ambiente en que vivimos es una extensión de la mente. Cambiando la mente, la vida debe cambiar.

Lo innato y lo adquirido. Los genes son responsables del 10 % de las redes neuronales, pero el 90% se forma con experiencias y educación. Los lóbulos frontales completan su maduración a los 21 años, con la mayoría de edad. La forma de ver y actuar en el mundo, los planes y proyectos, el desarrollo personal, dependen de su funcionamiento. Son los pilares de la neuromodelación consciente que dan el poder de planear el destino, como una vía de escape al condicionamiento que los genes imponen. Permiten seguir o cambiar lo que ya no se desea, o crear nuevas redes para que los proyectos puedan concretarse.
El cerebro se modela con lo que se hace. Los ejercicios físicos preservan la salud cardiovascular, los cognitivos preservan la mental. Usamos más el hemisferio izquierdo que automatiza las respuestas, eso que llamamos experiencia. El que aprende lo nuevo es el derecho y lo delega en el izquierdo que así adquiere la capacidad para reconocer. Si por rutina o comodidad perdemos la curiosidad el cerebro se detiene.

Desarrollo no es cuánto crecimos o cuánto tenemos, sino lo que hacemos con eso. La gimnasia mental  neuróbica relaciona conocimiento, imaginación y actividad.

Concentrar la energía en el cambio. Cotejar lo nuevo con lo viejo activa la corteza frontal. El hábito exige menos, por la comodidad que brinda al repetirse. La resistencia al cambio proviene de evitar el esfuerzo intelectual. La zona frontal se conecta con el circuito del temor, un cambio importante se lleva la energía. Para evitar que triunfe la rutina hay que generar nuevas rutas. La Neuroplasticidad permite al cerebro  auto formatearse.

Para incentivar el cambio hay que llamar la atención con propuestas sugestivas, que el cerebro cree soluciones sin que le sean impuestas. No existe segunda oportunidad para la primera impresión. El momento crucial para entender es interno. Para lograrlo la idea debe ser presentada en un formato original y frecuente para que evite repetir el pasado.

Neuroeducación. Hay que descorrer el velo que impide conectarse con la vocación, lo que los griegos llamaban “conócete a ti mismo”. Muchos se desvían y surge la insatisfacción.

Ir contra natura afecta la salud física y mental. El frontal derecho crea las ideas, el izquierdo analiza, encuentra errores, fija prioridades, elige las mejores soluciones. El lóbulo posterior basal izquierdo es sensorialse especializa en secuencias, rutinas, reglas, es objetivo y poco emocional, trabaja con las cosas como son. El posterior derecho o sentimental coordina lo que ve con lo que siente creando la armonía y la paz, privilegiando a las personas.

Cada persona tiene un tipo dominante, el error es desviarlo, no ser auténtico, acomodarse. Aparece el estrés por no atender la ley de Pareto: el 20 % es el factor, el 80 % cómo se percibe. De ahí la importancia de cambiar la percepción, sin ser un basado en la ilusión ni un pesimista crónico. Ser pesimista en el pensamiento pero optimista en la acción.

El que no hace lo que le gusta puede acomodar la percepción para que le guste lo que hace. Usar la brújula interior es 100 veces más efectivo que entrenarse para hacer lo que disgusta.

El ideal es combinar las fortalezas y compensar debilidades asociándose con cerebros complementarios. Es la esencia del trabajo en equipo. Descubrirse a sí mismo es una tarea compleja por el sistema educativo da prioridad a la socialización y hace perder potencia. Un sujeto insatisfecho perjudica al tejido social. La educación al tratar a todos por igual no desarrolla al genio que llevamos dentro. Los equipos de alta performance nuclean diversidad y competencia. Reúnen al inventor de las ideas, al innovador que las produce, al estabilizador que genera la rutina y al armonizador que las conecta con el mercado.

El neuroliderazgo aplica la neurociencia a las dos caras de la inteligencia emocional, la inteligencia personal y la social. Como el futuro no existe, podemos inventarlo.

Para crear redes neuronales, como rutas efectivas hacia el éxito conviene recordar a Séneca que decía “No existen vientos favorables para el que no sabe a dónde quiere llegar”.

Dr. Horacio Krell. CEO de Ilvem. Dicta conferencias gratuitas sobre métodos para optimizar la inteligencia.

 

Publicado en Investigaciones, Neuroplasticidad | Deja un comentario

ARRASTRE Y GATEO: LA IMPORTANTE ETAPA DEL SUELO


Es vital que permitamos a nuestros niños tener oportunidades de voltearse, arrastrarse y gatear y de las consecuencias (en la forma de dificultades de aprendizaje principalmente) que puede haber si limitamos sus necesidades de movimiento y exploración.

Comprendo que muchas veces resulte difícil “ver” esta importancia, pero con este vídeo creo queda bastante claro el empeño y la constancia del bebé que se mueve sobre el suelo en lo que puede parecernos un “juego”, pero que es en realidad una necesidad vital para su desarrollo cerebral.

Esto es lo que dicen los expertos en desarrollo infantil sobre la etapa del suelo:

Sally Goddard, en “Reflejos, aprendizaje y comportamiento”: “Gatear y arrastrarse… ambos facilitan tanto la integración de información sensorial, como los sistemas vestibulares, visual y propioceptivo, todos empiezan a trabajar juntos la primera vez. Durante este período de movimiento de desarrollo, el niño adquiere el sentido del equilibrio, el sentido del espacio y el sentido de la profundidad. Es a través de arrastrarse y gatear que las actividades inmaduras de ver, sentir y moverse se sincronizan por primera vez para aportar una imagen más completa del entorno.”

“Las razones por las que un niño no gatea pueden ser de tipo neurológicas, de desarrollo o por el entorno. Los niños que no han tenido mucha oportunidad de jugar en el suelo durante los primeros 8 meses quizá “se salten” las fases de arrastrarse y gatear, ya que no han tenido suficiente tiempo para desarrollar las habilidades motoras en la posición prona, que precede a la capacidad de gatear.”

“Será el proceso de arrastrarse con las manos y las rodillas lo que acabará de desarrollar las capacidades visuales que el niño ha aprendido hasta el momento, e integrarlas con información de otros sentidos.”

“Arrastrarse es uno de los patrones de movimiento más importantes en el largo proceso de enseñar a los ojos cómo cruzar la línea media. Además de mirar hacia adelante, los bebés también aprenden la coordinación ojo-mano gracias a los movimientos de las manos. Algunas veces, los ojos enfocan de una mano a otra, utilizando las manos como si fueran un estímulo móvil. Más tarde esta capacidad será esencial para poder leer sin perder las palabras en la línea media y visualmente seguir la mano que escribe. Es a través de arrastrarse que los sistemas vestibular, propioceptivo y visual se conectan para funcionar juntos por primera vez. Sin esta integración el desarrollo del sentido del equilibrio, la percepción del espacio y la profundidad serán muy pobres.

Las capacidades de enfocar a distancia y la coordinación oculo-manual utilizadas en el acto de arrastrarse son las mismas habilidades que el niño utilizará cuando aprenda a escribir y a leer.

Pavlides observó en 1987 que un gran porcentaje de niños con dificultades de lectura habían omitido las fases de arrastrarse y gateo durante su infancia.”

“Las niñas … a las que se les ponen “vestidos bonitos”, a veces andarán como “osos” para evitar poner las rodillas en el vestido que dificulta moverse hacia delante.”

“Rosanne Kermoian y sus colegas llevaron a cabo un estudio en el Reed College en 1988 y vieron que muchas habilidades cognitivas, como la permanencia de un objeto y la percepción del espacio, se aprenden durante el período de arrastrarse y no hasta entonces.”

“Los accesorios modernos para bebés son como regalos del cielo para los padres, pero los carritos, los asientos diseñados para bebés, los caminadores y las sillas para el coche no deberían reemplazar el suelo como el lugar primordial de juego para el bebé. Es el tiempo que se pasa jugando libremente en el suelo el que ayudará al niño a tomar control sobre su cuerpo, y por lo tanto, adquirir confianza. En el suelo hay libertad de movimiento y adquiere experiencia en diferentes tipos de aventuras y exploraciones que el niño no podría adquirir desde los límites de una silla.

Mientras está tumbado sobre su estómago el niño aprenderá a mantener el peso de la cabeza. Unos meses más tarde, aprenderá a girar estando boca abajo hasta quedarse sobre su espalda y eventualmente conseguirá las posiciones de sentado y gateo. Para poder sentarse el niño debe pasar por varios estados de desarrollo motor, conseguir el control de la postura y dominar su equilibrio, cada fase posterior aumenta la madurez del sistema nervioso central.”

“Cada fase requiere práctica para poder adquirir el equilibrio y la coordinación automática. Durante los primeros años de vida, la práctica de habilidades motoras y el juego son prácticamente lo mismo.”

“La mayoría de los padres quieren proteger a sus hijos de los peligros del mundo exterior, pero esta actitud a veces puede impedirles que desarrollen las mismas habilidades que necesitan para sobrevivir. Aprendemos qué es el equilibrio gracias a las caídas y de ahí desarrollamos estrategias para no volver a caer otra vez. Aprendemos a tolerar alturas cuando escalamos y empezamos a sentirnos confiados con nuestras capacidades. Cualquier habilidad motriz que de adulto hacemos bien la hemos adquirido gracias a fracasos iniciales y por el esfuerzo de superar el problema.

Los padres que permiten a sus hijos descubrir su entorno, dentro de límites seguros por supuesto, permiten que sus hijos crezcan con la oportunidad de aprender a través de la experiencia. La experiencia es el alimento para el desarrollo del cerebro.”

“En su libro “Diagnóstico y tratamiento de problemas del habla y la lectura” (1963). Delacato describió cómo ninguno de los niños a los que había evaluado con dificultades de aprendizaje específicas había pasado por los estados motores de desarrollo de arrastre o gatear.”

“El bebé de ocho meses que rueda hacia delante y hacia atrás en el suelo sin un objetivo concreto, está preparando su equilibrio para sentarse, levantarse y finalmente andar. En lo que a él respecta, cuando se mueve, el mundo se mueve con él y cuando él para, el mundo permanece quieto una vez más. Gatear es por lo tanto un puente importante, capacitándole para combinar el sistema vestibular, el propioceptivo y el visual por primera vez.”

Raymundo Veras (1975): “El arrastrarse no solamente es una fase importante para el desarrollo de la movilidad del niño, sino que también es terriblemente importante para su desarrollo visual. En todas las personas primitivas que hemos visto, a los niños nunca se les permite arrastrarse y ninguno de ellos puede enfocar sus ojos a ninguna cosa que esté más cercana que la distancia de sus brazos. Todos tienen vista a larga distancia. Creemos que cuando un niño se arrastra desarrolla la capacidad de visión de cercanía.”

Glenn Doman en “Cómo enseñar a su bebé a ser físicamente excelente”: “Cuantas más oportunidades tenga su recién nacido de arrastrarse, mejor será físicamente, mayor será el desarrollo de su cerebro, más alta será su inteligencia motora… Sin importar la edad que tenga su bebé, el arrastrarse por primera vez constituirá un logro importantísimo.”

“Existe una relación muy estrecha entre ser capaz de arrastrarse y gatear y converger con su visón en un punto próximo… La visión de puntos cercanos, que se ve desarrollada materialmente cuando el niño se arrastra y gatea, significa poder ser capaz de converger los propios ojos para enfocarlos juntos dentro de la distancia que existe de los ojos a las manos. Esta es la distancia a la que leemos, escribimos… Cuando no hay oportunidad de desarrollar la movilidad y se evita que los pequeños se arrastren y gateen, los efectos se hacen evidentes en otras áreas, como el caso de la visión.”

El doctor Harald Blomberg en su manual de Terapia de Movimiento Rítmico – Nivel Uno “TMR y ADD/TDAH” : “Es normal que los padres quieran ayudar a sus hijos a desarrollar sus habilidades motoras. Cuando llegan al desarrollo emocional se guían por sus instintos y por sus propias experiencias emocionales de la infancia. Sin embargo cuando tienen que desarrollar la parte motora de sus hijos, los padres normalmente no saben qué es lo que su bebé necesita para su desarrollo. En vez de dejar que el bebé desarrolle sus habilidades motoras por sí mismo y tome su propio espacio y vaya desde una posición tumbada a reptar, gatear y finalmente se ponga de pie, la mayoría de los padres intentan acelerar su desarrollo motor. En vez de dejar al niño tumbado en el suelo y que desarrolle sus reflejos posturales moviéndose alrededor por sí mismo, se utilizan sillas de coche incluso cestitas por períodos largos de tiempo antes incluso de que sean capaces de sentarse. En lugar de animarlo a desarrollarse moviéndose lo más posible en su nivel de desarrollo, los padres lo ponen en un andador durante largos períodos de tiempo antes de que esté listo para gatear o caminar. Todo esto restringirá el desarrollo motor normal y obstruirá las conexiones de los ganglios basales y la integración de reflejos primitivos.

Si los padres quieren ayudar a sus hijos a desarrollar sus habilidades motoras deben adecuarse al desarrollo motor de sus hijos. Un bebé que no puede sentarse es mejor que esté tumbado. Al bebé se le debe permitir tumbarse sobre su estómago para estimular que levante la cabeza. Debe ser animado a moverse libremente por el suelo para gradualmente desarrollar sus patrones de movimiento, gravedad, equilibrio, estabilidad e integrar sus reflejos primitivos. Dejando al niño estar mucho tiempo en sillas para bebés y andadores su desarrollo motor se obstruirá y correrá el riesgo de desarrollar TDA-H o ADD, dificultades de aprendizaje y problemas emocionales.”

“La transformación de los reflejos primitivos en reflejos posturales de por vida es debida a los movimientos rítmicos espontáneos que el bebé hace antes de empezar a caminar. La mayor parte de esta transformación debería estar hecha mientras que el bebé está todavía en el suelo. Los movimientos en posición vertical, de pie o caminando inhiben los reflejos primitivos solamente en una extensión muy limitada, pero son muy importantes para la maduración de los reflejos posturales y para conseguir equilibrio y estabilidad.”

María Docavo Alberti en “Mi hijo no es un problema, tiene un problema”: “En esta fase el bebé empieza a moverse en su entorno, a reconocer su espacio, mueve sus extremidades y reconoce su entorno, lo delimita, controla su territorio… Fija la mirada y calcula distancias con más precisión.

Si el bebé no hace el movimiento de reptar, las consecuencias pueden ser:

  • problemas para seguir con los ojos una línea
  • problemas para expresar los pensamientos e ideas
  • escritura ilegible
  • problemas de coordinación ojo-mano, fundamentalmente para escribir y coger pelotas
  • agresivo o por el contrario incapaz de defenderse
  • delimitación del territorio, puede ser agresivo cuando es invadido por sorpresa
  • miedoso
  • problemas con la regulación de la temperatura corporal
  • sexo, problemas de excesiva demanda de sexo, agresivo o sumiso
  • problemas de concentración, problemas de aprendizaje
  • reacciones repetitivas ante una situación
  • hiperactividad o hipoactividad

El bebé separa el cuerpo del suelo, comienza a sentarse de rodillas, a balancearse de delante a detrás y empieza a gatear, aquí ya los dos hemisferios empiezan a trabajar cruzados … es un movimiento fundamental para determinar la lateralidad, los ojos cruzan la línea media del cuerpo. Los problemas que pueden surgir de no haber gateado lo suficiente suelen ser:

  • problemas de coordinación de movimientos, andar homolateral
  • no coordina manos y ojos
  • problemas con el habla, problemas de concentración y de motórica gruesa
  • olfato demasiado sensible
  • inteligencia emocional, no controla sus emociones. Lloros y alegría histéricos, cambios repentinos de humor
  • problemas de comunicación, necesidad de ser aceptado
  • no acepta la crítica, o critica desmesuradamente a los demás
  • no reconoce el peligro
  • conciencia de grupo”

El doctor Jorge Ferré en “cer0atr3s El desarrollo neuro-senso-psicomotriz de los 3 primeros años de vida”: “Lo peor que podemos hacer con un niño de estas edades (de los 6 a los 9 meses de vida), que necesita estar experimentando nuevas sensaciones con su cuerpo, es dejarle sentado todo el día en la sillita, la hamaca, el cochecito, la cuna o el sofá y convertirlo en mero espectador de lo que hacen los demás.”

“El reptado contralateral anterior significa un cambio muy profundo en el sistema y los mecanismos que utiliza el bebé para explorar su entorno y para aprender.

… Se activa la vía cruzada de movimiento, que es la vía de control voluntario del movimiento, y empieza a ponerse en marcha la función del cuerpo calloso.

Es un momento muy importante en el proceso de desarrollo humano por todas las consecuencias funcionales positivas que comporta.

Con la incorporación del patrón contralateral, se prepara la coordinación dinámica de todos los movimientos que aprenderá a hacer después: andar, correr, pedalear, saltar a la “pata coja”, subir y bajar escaleras con soltura, etc.

También cambia el programa de análisis perceptivo porque inicia la puesta en marcha de la percepción visual, auditiva y táctil tridimensional.

… El cuerpo empieza a funcionar como una auténtica unidad y el Sistema Nervioso también.”

“El gateador puede sortear obstáculos de mayor altura, eleva la cabeza, dirige la escucha y la mirada a mayor distancia. Poco a poco, se desarrolla la fusión visual.

Las dos imágenes visuales se funden e integran en una sola y eso le permite empezar a percibir el espacio en tres dimensiones. Capa la profundidad y empieza a desarrollar la capacidad de medir la distancia.”

“Su percepción le ofrece una visión del mundo que va más allá de los próximo y lo táctil y empieza a desarrollar la capacidad de elaborar imágenes de representación mental de un objeto.

Ahora, aunque el objeto esté oculto detrás de un obstáculo visual, empieza a retener su imagen mental. Esta capacidad es la que se llama persistencia o permanencia del objeto.

La experiencia motora del gateo es una experiencia global, gracias a la cual activamos un patrón de organización rítmico y sincrónico de la actividad bilateral del cuerpo, que estimula la coordinación ocular y la visión binocular.”

“El gateador, utiliza constantemente la pinza para explorar el espacio y coger objetos tan pequeños como una miga de pan o una pestaña.

Los niños que no han vivido experiencias en el suelo porque se han pasado el primer años de vida sentados o en el parque, pasivos e inmovilizados, pueden tener menos habilidad manual.”

“Si no se activan todos los patrones funcionales correspondientes a esta etapa evolutiva y se acelera la deambulación, se dificulta la correcta activación del mesencéfalo, la vía piramidal y el cuerpo calloso.”

“La visomotricidad es una función trascendental a la hora de leer con eficacia. Muchos problemas de lectura se deben a los vacíos de información que acumula el bebé que no ha vivido experiencias en el plano del suelo y que su primera experiencia motriz ha sido empezar a andar mal, después de haber pasado el primer año de vida sentado con apoyos.”

“El parque y los andadores son instrumentos que deberíamos eliminar totalmente. El parque impide el gateo, reduce el campo experimental obliga al bebé a hacer lo único que puede hacer ponerse de pie con apoyo. Los andadores impiden el gateo y fuerzan al bebé a colocarse en postura bipedestante cuando todavía no tiene suficiente tono muscular en las piernas y no está preparado para hcerlo, con todas las consecuencias que ello comporta.”

Fuente: www.estimulacionydesarrollo.blogspot.com.ar de Rosina Uriarte

Fuente video: You Tube y del blog de Educadoras de Infantil

Publicado en Estimulación | Deja un comentario

El cariño materno aumenta las capacidades cognitivas y la resistencia al estrés

mama con bebe

 

La neuróloga Tallie Z. Baram, investigadora de la Universidad de California e Irvinede, descubrió que el afecto, las caricias y otros estímulos sensoriales, contribuyen a desarrollar en los cerebros de los pequeños actividades neuronales que aumentan las capacidades cognitivas y la resistencia ante el estrés.

El estudio realizado por Baram y sus colaboradores fue publicado en The Journal of Neuroscience, en donde se presento como el afecto materno puede modificar los genes que controlan un mensajero clave del estrés la hormona (angiotensina) liberadora de corticotropina.<!> El cariño contribuye a que se reduzca y modele la liberación de dicha hormona y esta característica contribuye para que en el futuro estos pequeños posean mayor capacidad para afrontar situaciones estresantes al poder modelar las respuestas del estrés.

Para los investigadores es fascinante ver como los cambios en los estímulos alteran el nuestros genes (epigenética) y por ello consideran que nadie está totalmente predestinado a ser de cierta manera.

Este trabajo nos permite comprender el valor que tiene conocer el funcionamiento de nuestro cerebro para que todos podamos ser más responsables de cuidar algo tan importante como lo es el cerebro de nuestros pequeños y lograr que cada vez sean menos los que sufran maltrato emocional y vean afectada su vida presente y futura.

En otras investigaciones, esta neurocientífica ya había trabajado sobre los efectos del estrés y presentado como cantidades elevadas de corticotropina, afectaban los procesos de aprendizaje y memoria, al desintegrar las espinas dendríticas.

Y que sin la interferencia del exceso de estrés desencadenado por corticotropina, las dendritas de las neuronas del hipocampo (estructura fundamental en los diferentes tipos de memorias conscientes e inconscientes) por el contrario pueden desarrollarse plenamente y con ello la resistencia al estrés por parte de los bebes aumenta.

Es fundamental que cada día tengamos presente que el afecto es tan valioso en nuestras vidas, hasta el punto de poder modificar el modo en que se manifiestan nuestros genes.
Fuente: PAF Centro Neuropsicológico de Bogotá, Colombia.

 

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Comentarios desactivados en El cariño materno aumenta las capacidades cognitivas y la resistencia al estrés

La importancia de la amistad

 

 

10641291-estos-dos-chicos-son-mejores-amigos-amigos-para-toda-la-vida

 

 

 

Afrontar las dificultades y disfrutar de los beneficios de las amistades puede ser muy importante en el desarrollo de un niño.

Algunos niños con discapacidad, especialmente aquellos con dificultades de aprendizaje, tienen dificultad para entablar y mantener las amistades. A continuación se ofrece información sobre estas dificultades y se sugieren algunas formas de manejarlas.

Las personas más importantes en la vida de los niños son usualmente sus padres, hermanos, otros adultos y otros niños. Si bien las relaciones con los adultos y los hermanos son muy importantes, las amistades con otros niños con frecuencia tienen un gran efecto en el desarrollo social del niño. Éstas pueden establecer un patrón para las relaciones sociales a futuro. Más importante aún, las amistades con otros niños pueden satisfacer muchas de las necesidades de los niños incluyendo las necesidades de:

  • Compañía y recreación
  • Sentirse cómodo y seguro emocionalmente
  • Pertenencia
  • Aprender diferentes formas de actuar e interrelacionarse con los demás. Por ejemplo, aprendiendo a dar y a recibir, a manejar el desacuerdo, a respetar a los demás y a responder a los sentimientos
  • Sentirse bien consigo mismo

Etapas en las amistades

Niños de edad preescolar

En niños de edad preescolar, con frecuencia vemos que…

  • En lugar de jugar directamente unos con otros, los niños pequeños juegan unos al lado de otros.
  • Escogen los amigos basándose en los que ven regularmente.
  • Los amigos son quienes comparten juguetes y juegan juntos.
  • La amistad termina si hay un pleito o si el amigo se muda.

Niños en edad escolar

En niños en edad escolar, vemos con frecuencia que…

  • Los amigos son quienes se ayudan, tienen intereses similares y disfrutan de las mismas actividades.
  • Comprenden que los amigos comparten los sentimientos y la forma de pensar.
  • A veces comprenden que las amistades son suficientemente fuertes para sobrevivir un pleito o una separación.

Entre los 6 y 9 años de edad, los niños comienzan a comprender que otras personas pueden percibir las situaciones de forma diferente a ellos y sobre los 10 años de edad llegan a comprender que un verdadero amigo es aquel a quien puedes contarles tus pensamientos íntimos y que los respeta.

Adultos

Al llegar a la adultez, las personas usualmente han aprendido que puedes confiar en un amigo, que el amigo te escucha, se da cuenta cuando necesitas ayuda y te la ofrece.

Cómo hacen amistad los niños

Con frecuencia se piensa que hacer amistades es un proceso natural y continuo. Sin embargo, ser capaz de forjar amistades depende de:

  • La autoimagen del niño
  • Lo bien que se comunique
  • Si se comporta de una manera que fomenta la amistad
  • Si es capaz de reconocer y utilizar una variedad de destrezas sociales

Desafortunadamente no todos los niños tienen éxito cuando intentan hacer y conservar las amistades.

Los niños con discapacidad, particularmente los que presentan problemas de aprendizaje, pueden tener dificultad para hacer amigos. Los problemas de comunicación al igual que las dificultades en el área de habilidades sociales pueden convertir el hacer amigos en una tarea formidable.

Las investigaciones (Slee, 1996) indican que los niños con dificultades de aprendizaje presentan:

  • Menor probabilidad de escoger los comportamientos que les ayudarán a llevarse bien con los demás en situaciones sociales.
  • Menor probabilidad de resolver situaciones sociales problemáticas, por ejemplo, en casos de desacuerdo.
  • Menor probabilidad de comprender los resultados de su comportamiento.
  • Menor probabilidad de tomar en consideración a sus interlocutores en las conversaciones.
  • Menor probabilidad de manejar aspectos más complicados de las interrelaciones, por ejemplo, la persuación, negociación, dar y recibir críticas.
  • Mayor probabilidad de ser rechazados y abando-nados por sus compañeros y sus pares.
  • Menor probabilidad de ajustarse a nuevas situaciones sociales.

Cómo pueden ayudar los padres…

  • Involucrar al niño en actividades con otros niños. Por ejemplo, llevándolo a grupos de juegos, al parque, a programas recreativos tales como los Scouts, las Guías y el YMCA.
  • Invitar a otros niños a jugar en casa.
  • Enseñar al niño cómo llevarse bien con los demás en situaciones de juego.
  • Enseñar a los otros muchachos sobre la discapacidad de su hijo. Por ejemplo, cuando la discapacidad involucra un problema de comunicación, explíqueles cómo comunicarse con él.
  • Preparar al niño para responder preguntas que podrían hacerle tales como “¿por qué usas una andadera?”
  • Si el niño ha tenido una mala experiencia con otros niños, escúchelo y utilice palabras que reflejen sus sentimientos para demostrarle que Ud. comprende. Por ej.: “Seguro que te sentiste muy bravo cuando Juan se burló.”

Cómo pueden ayudar los maestros…

  • Aparee al niño con discapacidad con un compañero de edad similar que sea bueno forjando amistades. Por ejemplo, con alguien que sea amistoso y se comunique bien.
  • Ofrezca a todos los niños del salón información general sobre la discapacidad.
  • Enseñe destrezas sociales en el salón utilizando programas especializados. (ej. “Stop, Think, Do”).
  • Inste a los niños a llevarse bien en el salón
  • Utilice literatura infantil para enseñar destrezas sociales. Existen muchos libros sobre temas como la amistad, la socialización, la conversación y jugar juntos.

Fuente: Novitas.org.au

Traducción: Angela Couret

Publicado en Paso-a-Paso

Publicado en Integración Social | Etiquetado | Deja un comentario

Estudios detectan nuevos nutrientes que potencian el desarrollo de la inteligencia

Expertos del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) descubrieron que una dieta que mezcla tres elementos esenciales para el buen funcionamiento cerebral, el DHA, la colina y la uridina monofosfato, incrementa la conexión entre las neuronas y mejora las habilidades cognitivas.

“Sabemos cómo hacer más inteligentes a los ratones y no estamos muy lejos del momento en que podamos lograr que la inteligencia de las personas mejore. Para ser honesto, esto podría ocurrir muy pronto”, dice Richard Wurtman, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).  El científico es el autor de un nuevo estudio que comprobó que a través de una dieta combinada de tres nutrientes  -presentes en un amplio rango de alimentos, como el huevo-  incrementa la sinapsis o conexión neuronal en el cerebro. ¿El resultado? Mejora las habilidades cognitivas.

Para llegar a estos resultados los científicos del MIT alimentaron a roedores con una combinación de tres nutrientes esenciales para tener “en buena forma” las membranas neuronales: la colina, presente principalmente en los huevos y los alimentos de origen animal, el uridin monofosfato (remolacha) y el ácido docosahexaenoico (DHA), que se encuentra en los aceites de pescado. Otro grupo de ratones no recibió el suplemento.

Ratas más hábiles

Cuatro semanas después, constataron los expertos, las ratas que se alimentaron con esta dieta especial mostraron mejoras cognitivas en tareas relevantes para estos animales, como “navegar” en laberintos y encontrar comida. Al investigar directamente en el cerebro de estos roedores, los científicos encontraron evidencia bioquímica de una actividad sináptica mayor que lo usual, “lo que es consistente con los comportamientos que indican mayor inteligencia”, señaló Wurtman al Journal Faseb de Estados Unidos.

Los tres nutrientes utilizados, dice la doctora Elizabeth Yáñez, nutrióloga de la Clínica Santa María, cumplen diferentes roles en el desarrollo de ciertas funciones en el cerebro. “Es la razón por la cual la mayoría de las leches maternizadas, que se utilizan en remplazo de la lactancia en los primeros meses de vida de un bebé, incluyen en su fórmula DHA, colina y uridin monofosfato”.

Los omega

El DHA es el más estudiado y presente en la familia de los ácidos graso omega (3, 6 y 9). Según Vanesa Vega, nutricionista de Clínica Santa María, estudios realizados en embarazadas que consumen suplementos de ácidos omega 3, demostraron que este compuesto favorece el desarrollo del sistema nervioso, por lo que tuvieron bebés con coeficientes más altos.

La colina, en cambio, proviene de la vitamina B y sintetiza un neurotransmisor llamado acetilcolina que participa de la sinapsis neuronal. “Está presente en alimentos de origen animal que contienen mucho colesterol, como las vísceras, el huevo o la carne roja, por lo que hay que moderar su consumo o privilegiar los alimentos vegetales que la contienen, como la lecitina de soya”, advierte la doctora Elizabeth Yáñez.

La uridina monofosfato (se encuentra en vegetales como la betarraga)  participa en la formación de nuevas celula y en el desarrollo del sistema inmune e intestinal.

Los ocho alimentos menos populares

Pese a ser alimentos saludables y muy recomendables, la gente suele no incluirlos con frecuencia en su dieta. El nutricionista estadounidense Jonny Bowden, autor del best seller “Los 150 alimentos más saludables de la Tierra”, destaca los siguientes:

Remolacha: posee propiedades anticancerígenas. Se recomienda comerlas en ensalada.

Repollo: También posee propiedades para luchar contra el cáncer. Se puede incluir en ensaladas o sándwiches.

Canela: Ayuda a controlar la presión arterial y el colesterol. Espolvorearla en el café o la avena.

Ciruelas secas: Son ricas en antioxidantes. Se pueden incluir en un pastel al horno.

Semillas de calabaza: Es la parte más nutritiva y contiene magnesio. Se pueden poner al horno y comer como snack.

Sardinas: Ricas en ácidos omega 3 y calcio. Se pueden comprar enlatadas y comer con ensalada.

Moras congeladas: Mejoran la memoria y congeladas duran un año. Tomar con leche o chocolate.

UNA DIETA PARA EL CEREBRO

El cóctel de nutrientes que poseen estos alimentos podría mejorar las habilidades cognitivas de las personas, según una investigación de científicos del MIT.

El “poder” de la remolacha: El  uridina monofosfato es un nutriente que esta presente en alimentos como la betarraga y la remolacha. La función de esta molécula en el organismo es esencial porque participa de la formación de nuevas células.

Omega 3, 6 y 9: Está en pescados grasos, como el salmón y la sardina. También se encuentra en las semillas de calabaza y en las nueces.

Colina: nutriente esencial y antinflamatoria. Está presente en la yema del huevo, legumbres, carne, productos lácteos y la soja. Posee, además, propiedades antinflamatorias y se requiere consumirla a través de alimentos.

Débora Gutiérrez

Fuente: www.latercera.com

 

 

 

 

 

Publicado en Investigaciones | Etiquetado | Deja un comentario