Sugerencias del Sector de Psiquiatría Infantil de FLENI

images Fundación para la Lucha contra las Enfermedades                   

 Neurológicas de la Infancia

Instituto de Investigaciones Neurológicas Raúl Carrea

1.- Comuníquese con su bebé desde el primer día. Las sonrisas, los gestos y sus palabras ayudarán a un mejor desarrollo emocional e intelectual.

2.- No tarde en consultar si su hijo/a de entre 12 y 24 meses no se comunica con palabras o gestos o no parece disfrutar de la interacción con otras personas.

3.- Asegure momentos del día para conversar, jugar o compartir actividades con su niño/a o adolescente. Les dará la oportunidad a ambos de conocer sus emociones y pensamientos.

4.- Tranquilice a su hijo/a con apoyo, confianza y calma si presentan temores, problemas para dormir o dificultad para separarse. Estos síntomas son habituales en ciertas etapas del desarrollo, si son moderados y transitorios.

5.- Esté atento a los signos de estrés en sus hijos. Si el insomnio, los miedos o las separaciones los angustian excesivamente o si persisten durante  varios meses, pueden necesitar ayuda profesional.

6.- No ignore los síntomas de depresión. El mal humor, la tristeza, la fatiga y los dolores varios pueden ser síntomas de depresión que afecta tanto a los niños y adolescentes como a los adultos.

7.- Si su hijo/a sufre en la escuela por su dispersión e hiperactividad debe ser evaluado por un especialista.

8.- Si su hijo/a no lee o escribe a fines de primer grado o persiste con dificultades en grados superiores, es recomendable consultar por la presencia de un trastorno de aprendizaje específico (dislexia).

9.- Sea cariñoso, firme y constante al poner límites a sus hijos pequeños o adolescentes. Los ayudará a sentirse protegidos, seguros y a elegir entre lo que es deseable y lo que no.

10.- Comer juntos en familia ayuda a sus hijos a tomar mejores decisiones en cuanto a los alimentos que consumen, promueve un peso saludable y permite el diálogo entre los miembros de la familia.

Esta entrada fue publicada en Estimulación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.