La importancia de la neuroplasticidad en el aprendizaje

 

neuroplasticidadDe acuerdo a  los referentes teóricos, se entiende que todo lo que representa a un ser humano, es decir: sus recuerdos, emociones, habilidades, miedos, gustos, etc., están representados en el cerebro, a través de conexiones que forman una gran alambrado sináptico. En consecuencia hablar de neuroplasticidad supone entender claramente el proceso intrínseco del cerebro que se desarrolla debido a la estimulación diaria y las        experiencias que se acumulan a lo largo de la vida.

La neuroplasticidad es un proceso cerebral de adaptación constante, mediante el cual las neuronas consiguen aumentar sus conexiones con otras neuronas, proceso llamado sinapsis, lo que permite el paso del impulso nervioso desde una célula a otra, dicho en palabras simples y coloquiales es “una conversación entre neuronas”.

En la actualidad, el concepto de neuroplasticidad es la que sustenta la nueva visión de que el sistema nervioso se encuentra en constantes modificaciones, es decir que es dinámico y puede cambiar de un momento a otro, mostrando distintas conexiones.

Cuando abordamos el concepto de aprendizaje, debemos recordar que existe una gran variedad de enfoques que intentan explicar este concepto. En consecuencia, podemos indicar de manera generalizada, que el aprendizaje se da como un proceso donde se adquiere información del medio ambiente a través de los sentidos, donde nuestros intereses y motivaciones utilizarán lo que es significativo y esto modificará mi sistema cognitivo.

Por lo tanto,, cada vez que aprendemos de manera significativa, el(la) alumno(a) involucra toda su capacidad cognitiva y afectividad para adquirir, darle un sentido y utilidad a este nuevo contenido, por lo tanto es el educador quien interviene con todo su conocimiento y carisma, para lograr mediar este aprendizaje, consiguiendo que el alumno o la alumna, logren modificar su estructura cognitiva.

En consecuencia, habiendo explicado lo que entendemos por “neuroplasticidad” y “aprendizaje”, considero que ambas actividades se dan de manera simultánea y constante en toda la vida del ser humano, pues encontramos en la conceptualización de neuroplasticidad, la representación neurológica de un proceso tan abstracto como el aprendizaje. Y que la exposición a las experiencias de aprendizaje, es lo que nos permitiría desde la niñez, poder estimular y potenciar este alambrado sináptico, evolucionando como seres humanos, en un constante cambio que favorecería nuestra adaptación e intervención, en el mundo que nos rodea.

Favoreciendo nuevas conexiones sinápticas.

El enfoque neurológico nos permite desde la anatomía humana, definir y comprender las funciones e interacciones que posee el cerebro, para llegar a producir conexiones sinápticas, permitiendo la evolución de la plasticidad cerebral y en consecuencia el valorado aprendizaje, el cual se comienza a generar desde que el ser humano nace. Dichas conexiones sinápticas, por lo tanto, se pueden favorecer y estimular desde la niñez, con el objetivo de proveer experiencias que generen aprendizaje significativo, ayudando a cambiar y potenciar el alambrado sináptico del cerebro.

De acuerdo a los referentes teóricos estudiados, Ausubel nos enuncia “El factor más importante que influye en el aprendizaje es lo que el alumno ya sabe. Averígüese esto y enséñese consecuentemente”. Por ende, la tarea que el educador(a) debe realizar en primera instancia, es explorar lo que el(la) alumno(a) sabe para marcar un punto de partida frente al quehacer psicopedagógico, sin embargo también es importante saber de qué forma el estudiante aprende, cual es su manera de reflexionar, en consecuencia “cuál sería la mejor puerta de aprendizaje” que se debería utilizar para lograr mediar y organizar esta información que mi alumno(a) debería aprender. Asimismo, para favorecer las conexiones sinápticas, es importante lograr activar la motivación en la persona que aprende, y para eso es necesario esforzarse en determinar ¿cómo voy a crear la “necesidad” de adquirir esta información que se entregará?, y así lograr captar la atención necesaria que le permitirá al educando estar en un estado de alerta hacia los estímulos que se entregarán. En este sentido, es interesante plantear que el nivel de actividades a presentar, deben ser cognitivamente desafiantes, para lograr generar conflicto mental y desde allí está la relevancia de conocer el punto de partida y mantenerse atentos a la evolución cognitiva que van presentando nuestros alumnos(as).

Para todo lo anterior, es muy importante que el educador logre desarrollar la capacidad de relacionarse con su alumno(a), en la medida de establecer lazos que le permitan aceptarlo con todas sus características personales, y lograr generar espacios de confianza que ayuden a interactuar y mediar cada vez que se generen conflictos mentales.

Para concretar un poco más lo anteriormente planteado, expondré el siguiente ejemplo: En un taller psicopedagógico de 8° básico, compuesto por 5 alumnos, donde se abordan temáticas referidas a desarrollar el autoconcepto académico, se les plantea a los estudiantes la necesidad de preparar una evaluación formal de naturaleza que será dentro de una semana, conversando sobre el contenido de la evaluación y generando la necesidad de crear un mapa conceptual que ayude a organizar de manera gráfica, todos los conceptos relevantes. Dicha actividad, se plantea como un desafío para los alumnos(as), quienes deben esforzarse mentalmente de manera permanente, pues un mapa conceptual involucra la utilización de habilidades más elevadas, por ej.: la síntesis. Durante este proceso, se podrá detectar aquellos aprendizajes que se han consolidado y aquellos que deben ser reforzados. En consecuencia, mediante el desarrollo de este mapa conceptual, los jóvenes estarían generando nuevas y mejoradas conexiones sinápticas.

Isabel Andrea Cancino Riffo.
Psicopedagoga Colegio Manantial

Fuente: www.psicopedagogiamanantial.blogspot.com.ar

 

Esta entrada fue publicada en Neuroplasticidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.